Cosas básicas que toda persona debe saber sobre el Ramadán

A medida que el mundo trabaja para crear sociedades inclusivas, es importante que todas las personas entiendan quienes pueden ser diferentes a ellos. Una manera fácil de hacerlo es aprender más sobre las religiones y lo que consideran sagrado. Para los musulmanes, el Ramadán es un mes de culto que suele ser incomprendido por quienes no son seguidores del Islam. Para comprender mejor la religión y a cualquier vecino o amigo musulmán que pueda tener, estos son algunos datos básicos que debe conocer sobre el mes sagrado.

 

¿Cuándo comienza y termina el Ramadán?

En el calendario islámico, el Ramadán es el noveno mes. Este calendario está atrasado del calendario solar por 11 días y se centra en las fases de la luna. Esto significa que el Ramadán comienza un día diferente cada año e incluso puede caer en diferentes estaciones. Por ejemplo, en 2017, el Ramadán comenzó el 26 de mayo; y en 2018, comienza el 15 de mayo. Los seguidores del Islam creen que Mahoma recibió las revelaciones del comienzo de lo que más tarde se conocería como el Corán durante el mes del Ramadán.

 

Los musulmanes ayunan desde el amanecer hasta la puesta del sol

Durante el Ramadán, los musulmanes ayunan todos los días desde el amanecer hasta la puesta del sol. Además de abstenerse de comer, no beben, no fuman ni participan en actividades sexuales. En última instancia, quieren evitar cualquier tipo de comportamiento inmoral y palabras y pensamientos impuros o desagradables.

Cuando los musulmanes alcanzan la pubertad, se les pide que ayunen si están sanos. Las mujeres embarazadas o que estén amamantando, así como los enfermos y los ancianos están exentos, pero suelen compensar la diferencia en otro momento que puedan ayudando a los pobres.

 

Empatía, autocontención y autorreflexión

Ramadán se centra en la autorreflexión y la autocontención. Si bien los seguidores continúan yendo a la escuela y al trabajo y realizando sus actividades habituales, muchos utilizan este mes como un tiempo para asistir con frecuencia a las mezquitas, decir oraciones especiales y leer el Corán.

Los musulmanes no ingieren alimentos durante los días del Ramadán no solo para limpiar su alma, sino también para crear empatía con aquellas personas en el mundo que constantemente pasan hambre y sufren. Los musulmanes y personas de otras religiones deben unirse a nivel mundial para alimentar a quienes se encuentren en países afectados por la hambruna, desastres naturales y guerras. Una manera fácil de alimentar a los pobres en lugares distantes es mediante una transferencia de dinero a través de Ria Money Transfer a cualquiera de los 146 territorios y países en la lista.

 

Cinco pilares del Islam

El ayuno es solo uno de los cinco pilares del Islam. También se incluyen la oración diaria, una declaración de fe, la caridad y la participación en el Hach, que es la peregrinación a La Meca. Durante el Ramadán, los musulmanes suelen buscar formas de ayudar a los menos afortunados y a tender puentes entre ellos y los no musulmanes. A medida que los musulmanes eliminan de sus vidas los placeres mundanos durante un mes, pueden enfocarse mejor en las necesidades de los demás, acercarse a Dios y centrarse en su yo interior.

 

Romper el ayuno

Hace 1400 años, el profeta Mahoma rompió el ayuno con algunas citas y un sorbo de agua al ponerse el sol y esa tradición continúa con los musulmanes de hoy. A lo largo del día, ese sorbo de agua es muy esperado, al que le siguen oraciones al atardecer.

Después de las oraciones, los musulmanes organizan una gran fiesta con familiares y amigos, también conocida como “iftar”. Las bebidas a base de yogur, zumos de albaricoque, guiso de pescado, harira, pan bereber, saleeg, cordero, pato y pollo son todos alimentos básicos familiares en los países musulmanes en diferentes partes del mundo. Los iftars son reuniones sociales frecuentes, tanto como lo son las comidas, y familiares y amigos se reúnen para disfrutar de comidas musulmanas tradicionales.

 

Homenaje a los musulmanes en los Estados Unidos

Al final del Ramadán, los musulmanes hacen una gran celebración llamada Eid al-Fitr. La celebración dura tres días y comienza el día después que termina el Ramadán. Esta es una ocasión para reunirse a comer, decir oraciones especiales e intercambiar regalos con familiares y amigos.

Desde 1996, tres presidentes de los EE. UU. han sido anfitriones de las celebraciones de Eid al-Fitr o cenas iftar en la Casa Blanca. A pesar de las diferencias de religión, todos pueden encontrar la manera de aprender más de sus vecinos y celebrar sus tradiciones. En honor a esta fiesta, puede enviar dinero a través de Ria Money Transfer.