3XLOVE: Flavia Bates, a punto de ser mamá, nos cuenta las lecciones de vida que ya ha aprendido

“Hoy presentamos a Flavia Bates, futura mamá que espera su primera hija en junio. Flavia, nacida en São Paulo (Brasil), compartió con nosotros algunos de sus recuerdos favoritos de su madre, y cómo su inminente maternidad ha cambiado su perspectiva de las cosas.

Para empezar… tengo que decirte que estás radiante. ¿Cómo haces para estar así de bien durante el embarazo?

“¡Je, je! ¡Gracias! He tenido muchísima suerte porque mi embarazo no está siendo nada complicado y eso ayuda mucho. Durante mi embarazo, siempre he intentado mantenerme activa y comer sano, sobre todo porque sé que todos los nutrientes que recibe el bebé provienen de lo que yo como. Aunque la verdad no me puedo resistir a un helado.”

¡Nadie debería decirle que no a un helado! Ahora que vas a ser mamá, ¿qué crees que será lo más difícil una vez que nazca tu bebé?

“El mundo de hoy en día a veces me da miedo. Creo que lo más difícil es aceptar que, por mucho que proteja a mi hija, siempre van a ocurrir cosas sobre las que yo no tengo el control.”

Es normal preocuparse y querer proteger a tu hijo de todo y de todos. ¿Qué crees que será lo mejor de ser mamá?

Pues estoy segura de que habrá un montón de cosas buenas… simplemente poder enseñarle el mundo y compartir con ella sus primeras experiencias será increíble.”

Tener un hijo es una experiencia inigualable que te aporta nuevas vivencias y recuerdos. Y hablando de recuerdos… cuando piensas en los momentos que viviste con tu madre, ¿se te viene a la cabeza alguno especial? 

“La primera vez que mi madre vino a los EE. UU., acababa de jubilarse después de toda una vida trabajando. Nunca antes había tenido la oportunidad de viajar al extranjero. Fuimos a Nueva York las dos, era Navidad, y la ciudad estaba preciosa con las luces navideñas. Fue una experiencia estupenda poder enseñarle todo y verla tan contenta. Aún hoy dice que fue la mejor Navidad de su vida.”

La Navidad en Nueva York es una experiencia inolvidable. Qué bonito que la hayáis podido vivir juntas. Si tuvieras que describir a tu madre en unas cuantas palabras, ¿cuáles serían?

Es afectuosa. Allá a donde va, la gente se queda prendada de ella porque muestra verdadero interés en saber más de sus vidas y de lo que les ocurre. Sabe escuchar y siempre da buenos consejos. Tiene un montón de energía y no puede estar quieta. No tengo ni idea de dónde saca toda la energía que tiene, la verdad.

También es muy sensible, se emociona con mucha facilidad. Y es extremadamente inteligente. Puede entablar una conversación con cualquiera sobre lo que sea, siempre está intentando aprender cosas nuevas. Y es un alma joven, abierta a nuevas ideas. ¡Y además está estupenda para su edad!”

Parece una mujer muy divertida y un ejemplo a seguir para cualquier niña (especialmente para su futura nieta). ¿De qué manera ha sido tu madre un ejemplo de fortaleza para ti? 

“Mi madre siempre ha sido un gran ejemplo para mí porque aunque trabajaba fuera de casa, siempre estaba ahí en todos los momentos de nuestras vidas. Al ir creciendo, me fui dando cuenta de que pese a todas las dificultades que pasó criándonos a mí y a mis hermanos, nunca dejó que eso nos afectara. Vivimos una infancia maravillosa.

No recuerdo ninguna situación que me produjera estrés. Siempre se aseguró de que tuviéramos acceso a todo lo que necesitábamos para crecer como personas y ser felices. No sé cómo lo hizo, pero espero poder hacer yo lo mismo con mi hija.”

Me parece que todos sentimos lo mismo por nuestras madres. La fortaleza que tienen, la voluntad de ayudarnos y, en general, la capacidad que tienen de salir adelante, nos sirven de inspiración. ¿Crees que es más complicado ser madre ahora que ser madre en Brasil cuando tu madre te crió a ti? ¿Hay alguna diferencia entre cómo criarás tú a tu hija y cómo te criaron en Brasil?

“Me parece que es mucho más complicado hoy en día. Es cierto que internet y otras tecnologías nos han hecho la vida más fácil, pero también suponen una serie de retos añadidos a la hora de criar a un hijo.

No creo que ser madre en los EE. UU. influya en cómo vaya a criar a mi hija, comparado con cómo lo haría en Brasil. Pero lo que sí considero importante es poder transmitir a mi hija mis raíces, para que se sienta orgullosa de ser brasileña.”

Si solo pudieras decir una cosa de tu madre, ¿qué dirías?

“Es la persona que me ha dado la vida y, en todo momento, amor incondicional. Solo espero poder ser para mi hija lo que mi madre es para mí. Le diría también que tenía razón cuando decía aquello de que hay cosas que solo podría entender cuando fuese madre.”

Y la última pregunta: ¿a qué renunciarías por ser madre?

“Me da la impresión de que, pese a que aún no ha nacido, ya he tenido que renunciar a muchas cosas. Y seguramente tendré que renunciar a más. Pero que tus intereses y necesidades pasen a un segundo plano es parte de ser madre, y no lo cambiaría por nada del mundo. Sé que valdrá la pena.”

 


¿Le resulta difícil encontrar el regalo perfecto para mamá? ¡Enviar todo su amor este Día de la Madre es tan fácil como contar hasta 3!

Desde ahora hasta el 15 de mayo, use el código de promoción 3XLOVE y agregaremos 3 USD* en hasta tres transferencias de dinero.

Haga una transferencia de dinero a su madre, a su hermana, a su abuela; es la forma perfecta de agradecerle a las mujeres que le han brindado su apoyo desde el principio. Para más detalles, visite https://www.riamoneytransfer.com/promos/mothers-day

* Oferta válida del 1/5/18 al 15/5/18. Solo un código de promoción por transferencia, utilizable en hasta 3 transferencias de dinero por cliente que se envíen a Brasil, Chile, Colombia, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Paraguay, Perú , Suriname, Trinidad y Tobago y Uruguay. Oferta válida solo para transferencias superiores a 20 USD enviadas desde www.riamoneytransfer.com o mediante la aplicación móvil de Ria Money Transfer.