3XLOVE: Nuestra próxima madre superheroína, Vannessa Ehrlich

Nuestro homenaje a las madres continúa con Vannessa Ehrlich. Nacida en Chile, Vannessa compartió algunos de sus desafíos al criar a sus dos hijos varones, sus recuerdos favoritos y, lo más importante, por qué ser madre es una de las partes más gratificantes de su vida. 

Si tus hijos pudieran describirte en cuatro palabras, ¿qué dirían?

“Cada niño daría una respuesta diferente. Mi hijo mayor podría decir que soy abierta, cariñosa, inteligente y trabajadora. Mi hijo menor es más sarcástico por lo que probablemente trataría de ser gracioso y nombrar algunas cualidades inesperadas.

Por curiosidad, les hice la misma pregunta. Mi hijo mayor dijo que soy culta, radiante, decidida y juvenil. El menor dijo psicología, actitud, personaje y mente. Mi hijo mayor dijo que esas palabras no eran adjetivos y todos nos reímos. Te dije que trataría de decir algo gracioso”.

Hablando de ser gracioso, ¿qué cosas divertidas hacen tus hijos?

“Soy la única mujer en una casa con tres varones (mi esposo cuenta como el tercer hijo). Él empezó con las bromas y todos lo siguieron, así que soy el blanco de su sentido del humor. Saben que me asusto fácilmente con las ratas, las arañas, los reptiles de todo tipo… así que les encanta dejarme “sorpresas”. Una araña de juguete dentro de la lavadora, una rata muerta junto al cubo de basura, una serpiente de goma dentro del lavavajillas ponen todo para que yo lo encuentre. Se divierten viéndome a los saltos y gritos”.

Oh cielos, a veces con niños… es inevitable que eso suceda. Me atrevo a decir que asustarte con arañas de mentira probablemente no sea uno de tus mejores recuerdos, pero ¿cuál es uno de tus recuerdos favoritos como madre?

“Acostar a mis hijos todas las noches y leerles un libro. Si cierro los ojos, puedo ver a mi hijo menor chupándose el pulgar y a ambos sujetando con fuerza sus mantas de bebé que yo misma les cosí”.

Qué momento increíblemente simple pero tan especial con tus pequeños. ¿Tienes algún recuerdo favorito de tu madre durante tu infancia?

“Mi madre trabajaba todo el día, así que muy feliz la esperaba a que llegara sentada en la puerta de casa. Se bajaba del autobús en la esquina al final de la calle. Antes de que pudiera verla, ya podía oír sus tacones altos golpear contra el pavimento. Sus pasos eran rápidos y ligeros… y su presencia siempre venía acompañada de un aroma a pan fresco, ya que siempre pasaba antes por la panadería para comprar el pan para la cena”.

Mencionaste que tu madre trabajaba todo el día, pero que siempre esperabas algo cuando llegaba a casa. ¿Cuál es la diferencia entre ser madre en los EE. UU. y en Chile?

“Cada familia es diferente y los tiempos también son diferentes… pero para empezar, una gran diferencia es que mi mamá era madre soltera y no tenía mucho dinero, así que pasó momentos difíciles para poder alimentar, vestir y cuidar a tres niños.

Tengo lujos aquí que mi madre no tenía. Ella tenía que lavar la ropa a mano y colgarla en el patio trasero para que se secara. Ella iba a trabajar en autobús todos los días. Yo tengo una lavadora y manejo mi propio automóvil. Su trabajo era mucho más arduo que el mío, y es por eso que aprecio a mi madre aún más ahora. Veo los sacrificios que hizo y cómo tuvo que pasar por eso completamente sola.

En los Estados Unidos, tenemos muchas más oportunidades para mejorar la vida de nuestros hijos. Primer año gratis en la universidad comunitaria (community college), becas y subvenciones para alumnos aplicados. Mi madre no tenía esa herramienta para ofrecernos. Se sentía mal por mí, sabiendo que era una buena alumna, que amaba la escuela y que tenía el potencial de sobresalir en la educación superior, pero también sabía que era un sueño inalcanzable por motivos económicos”.

Al parecer, es un excelente modelo a seguir que pone a sus hijos primero, pasara lo que pasara. ¿Quiénes fueron otros modelos a seguir influyentes en tu vida?

¡Todos los modelos a seguir influyentes en mi familia son mujeres! Comienza con mi abuela. A los 95,

toma clases de artesanía, se va de viaje con amigas y cuida con mucho amor a sus animales todos los días. Cuando yo era pequeña, su casa era como un patio de juegos con todo tipo de animales. Después de la escuela, iba a su casa solo para tomar su “té con leche” especial. Era riquísimo. Cierro los ojos y aún puedo oler la ramita de canela que le ponía.

Mi madre y mi tía también han sido modelos de fortaleza. No entendía cuán fuerte era mi madre hasta que tuve mis propios hijos y me di cuenta de los sacrificios que hizo como madre soltera de tres niños y sin dinero. Ella se las arregló de forma increíble con muy pocos recursos. Me enseñó a defenderme, a ser fuerte y a no ser una víctima, sino una luchadora. Incluso solía marcar sus propios defectos y decir: “Aprende de mis errores y tú hazlo mejor”.

Ella es estricta, pero justa.

Mi tía ayudó también a criarnos. Es muy cariñosa y festeja cada uno de nuestros logros como si fuéramos sus propios hijos. Su optimismo y energía positiva es contagiosa, incluso ahora que somos adultos. Siempre fue muy amable, incluso con desconocidos. Mostró su verdadera fortaleza cuando murió mi prima después de dar a luz a su segundo hijo. A pesar de estar devastada, mi tía fue el pilar de fortaleza para toda la familia”.

Tener mujeres tan poderosas que guían con el ejemplo marca una gran diferencia en la vida de un niño. ¿Qué es lo que has intentado enseñar a tus hijos que te haya inculcado tu mamá?

Les repito a mis hijos las mismas cosas que ella me decía en la infancia. Hablo como ella ahora. Lo que me enseñó que me ha funcionado bien en la vida fue a

Se obstinada. Cuando hablo de obstinación, quiero decir que me enseñó a no rendirme nunca. A seguir adelante, independientemente de las circunstancias y a luchar siempre por mis sueños. Intenté transmitir esta conducta a mis hijos, no solo con palabras, sino con acciones.

Dejar que tus acciones hablen más fuerte que tus palabras es a veces más fácil decirlo que hacerlo, pero has tenido una historia de mujeres fuertes que han transmitido lecciones invaluables. ¿Qué es lo más difícil de ser mamá?

“Cada etapa del camino tiene sus propios desafíos. Tratar de ser la mejor mamá puede ser difícil a veces. Cuando los niños son pequeños, su susceptibilidad a lastimarse puede ser difícil para una madre. Cuando son adolescentes, su búsqueda de la independencia y su sentido de la identidad pueden ser difíciles para una madre. Aceptar que tus bebés están creciendo puede hacerte sentir triste en ocasiones porque no quieres dejarlos ir”.

Ahora, la mejor y última pregunta. ¿Cuál es la mejor parte de ser mamá?

“La verdad es que es muy difícil elegir una sola cosa, ya que la maternidad involucra muchísimos Momentos increíbles. Supongo que disfruto mucho cuando mis hijos logran algo en la vida y vienen a abrazarme fuerte y decirme, “gracias mamá por todo lo que haces”. ¡Eso me llega al corazón! Saber que los estoy guiando por el camino correcto me hace muy feliz”.

 


¿Le resulta difícil encontrar el regalo perfecto para mamá? ¡Enviar todo su amor este Día de la Madre es tan fácil como contar hasta 3!

Desde ahora hasta el 15 de mayo, use el código de promoción 3XLOVE y agregaremos 3 USD* en hasta tres transferencias de dinero.

Haga una transferencia de dinero a su madre, a su hermana, a su abuela; es la forma perfecta de agradecerle a las mujeres que le han brindado su apoyo desde el principio. Para más detalles, visite https://www.riamoneytransfer.com/promos/mothers-day

* Oferta válida del 1/5/18 al 15/5/18. Solo un código de promoción por transferencia, utilizable en hasta 3 transferencias de dinero por cliente que se envíen a Brasil, Chile, Colombia, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Paraguay, Perú , Suriname, Trinidad y Tobago y Uruguay. Oferta válida solo para transferencias superiores a 20 USD enviadas desde www.riamoneytransfer.com o mediante la aplicación móvil de Ria Money Transfer.