Cómo impactan los eventos internacionales en el mercado de divisas

¿Alguna vez se preguntó quién controla las tasas de cambio? ¿Sabe usted qué factores determinan el precio de un euro, un yen o un rublo frente al dólar estadounidense? La respuesta se basa en un concepto sorprendentemente simple, aunque es incomprensiblemente complicada en su escala. En términos sencillos, los precios son determinados por las fuerzas económicas básicas de la oferta y la demanda. Sin embargo, el mercado de divisas (forex) no es nada simple. Hay millones de compradores y vendedores que operan en todo el mundo simultáneamente, y se llevan a cabo transacciones en casi todos los rincones del planeta. Los gobiernos, actores institucionales, bancos e individuos son todos participantes que intervienen en varios niveles de este mercado. Los principales centros financieros de todo el mundo influyen en las divisas, aunque el mercado en sí está altamente descentralizado.

 

Los eventos internacionales tanto grandes como pequeños generan un impacto en el mercado de divisas, principalmente en la forma en que influyen en la percepción de los millones de compradores y vendedores. Este artículo explica cómo.

 

 

Especulación

 

Los operadores del mercado de divisas son altamente propensos a la especulación, lo que significa que se basan en sus suposiciones sobre los impactos futuros de un evento. Un buen ejemplo es un cambio de gobierno. Cada vez que se programa una elección, existe la posibilidad de que el gobierno de un país pueda cambiar, lo que algunas veces produce cambios radicales en la política financiera de ese país. Si bien la nueva política financiera y sus efectos están lejos de ser certeros al momento de la elección, los resultados de esta en sí pueden ser objeto de especulación. Los operadores de divisas tienden a influir colectivamente en los precios de las monedas creando un exceso o escasez a través de sus operaciones. Por lo general, si los operadores perciben que las políticas anticipadas serán favorables al clima de negocios, el precio de la moneda local se apreciará y viceversa. Finalmente, el valor percibido de la moneda de un país y su valor de cambio frente al dólar estadounidense (USD) podría aumentar o disminuir a causa de la especulación. Las divisas están sujetas a efectos especulatorios similares durante otros acontecimientos importantes, tales como acuerdos comerciales internacionales, firma o descarte de tratados, guerras, desastres naturales, cualquier indicio de inestabilidad política (por ejemplo, las protestas), etcétera.

 

Volumen

 

La magnitud de un evento es directamente proporcional al impacto que tendrá en el mercado de divisas. Por ejemplo, el Brexit tiene un impacto mucho más fuerte en las divisas que una IPO (Oferta Pública Inicial) en cualquiera de los países miembro de la Unión Europea. Los eventos difieren en el volumen de transacciones monetarias en las que repercuten. Los eventos de menor escala también tienen un impacto en las divisas. El descubrimiento de nuevas tecnologías, las fusiones, las adquisiciones y los cierres contribuyen a la devaluación y a la apreciación de las divisas. Sin embargo, en la mayoría de estos casos, los efectos son demasiado pequeños como para ser de interés periodístico. En las grandes economías, los impactos colectivos de cientos de estos pequeños eventos pueden influir en las tasas de cambio por apenas una fracción de un porcentaje. En las economías más pequeñas, los efectos pueden ser más pronunciados. Esta es la razón por la cual las tasas de cambio fluctúan constantemente, en ocasiones, varias veces al día, a pesar de que no se reporten eventos importantes en las noticias.

 

Ajustes

 

El dólar estadounidense (USD) es la divisa de referencia para todas las operaciones de cambio. Prácticamente todo el comercio internacional se lleva a cabo en dólares estadounidenses y, finalmente, se convierte a la moneda local. Los gobiernos tienen un interés particular en garantizar un tipo de cambio óptimo para las divisas de sus países frente al dólar. Por un lado, para los países que tienen un superávit exportador fuerte (las exportaciones exceden las importaciones), tiene sentido devaluar sus monedas (hasta un límite). Esto aumenta el poder adquisitivo local a corto plazo y la prosperidad. Por otro, a los países con un gran déficit comercial (las importaciones exceden las exportaciones) les conviene garantizar que sus monedas sean más fuertes frente al dólar, de manera que tengan que pagar menos por las importaciones. Los gobiernos son los principales actores de las operaciones cambiarias y controlan los valores de sus divisas constantemente. Lo hacen ajustando los tipos de cambio todos los días a través de sus bancos locales. Sin embargo, a veces esto no se considera una práctica ética o eficaz. En algunos casos, estos ajustes han llevado a guerras de divisas.

 

 

Cómo todo esto lo afecta a usted

 

Si usted es un expatriado y periódicamente hace transferencias electrónicas para enviar dinero a su casa o realiza transferencias internacionales para cualquier propósito, las fluctuaciones del tipo de cambio lo afectarán a usted y a sus beneficiarios. Por ejemplo, si usted es un expatriado en el Reino Unido, el valor neto de sus libras esterlinas (GBP) convertidas a su moneda local diferirá antes y después del Brexit. Una comprensión de cómo impactan los eventos internacionales en sus fondos de divisas le permitirá administrar mejor sus finanzas.